República Dominicana
Ministerio de Salud Pública

El Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1 llegará a las provincias de Azua y Barahona en los próximos días.

El Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1 llegará a las provincias de Azua y Barahona en los próximos días.

Compartir

Santo Domingo.-Un poco más de 409,000 personas se verán beneficiadas con la ampliación del sistema a estas provincias del sur del país, alcanzando una cobertura del 83% de la población nacional, cerca de 8.5 millones de dominicanos. Esto forma parte del proceso de expansión del servicio anunciado por el presidente Danilo Medina en junio pasado con ocasión del quinto aniversario de funcionamiento de este servicio.

El ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, quien tiene a su cargo la coordinación del sistema, anunció las nuevas ampliaciones con motivo de la puesta en marcha del sistema en las provincias de San Juan de la Maguana y Duarte, recientemente.

“El 9-1-1 llegará a las provincias de Azua y Barahona, además de Hermanas Mirabal, Hato Mayor, Valverde, María Trinidad Sánchez y Sánchez Ramírez”, expresó Montalvo como parte de la ampliación prevista del sistema para los próximos meses.

En términos de población, el sistema atenderá a casi 1,200,000 personas más con la expansión programada para las siete provincias mencionadas y seis municipios: Baitoa, Sabana Iglesias, Sajoma y Jánico en la provincia de Santiago, y Jarabacoa y Constanza en la provincia de La Vega.

En la actualidad, el sistema de atención a emergencias funciona en 16 provincias, 65 municipios y 167 distritos municipales donde viven un poco más de ocho millones de personas, cerca del 79% de la población nacional.

Para el ministro Montalvo, la mejora en el servicio de respuesta a la ciudadanía por parte del 9-1-1 radica en la coordinación de las agencias que integran el sistema.

“Es una transformación total en los sistemas de respuesta que el Gobierno pone al servicio de los ciudadanos. Es una mejora sin precedentes de los servicios de atención”, expresó el ministro Montalvo.

El ministro destacó que el sistema del 9-1-1 mejora la seguridad en las calles y barrios donde opera gracias a que la población cuenta con más personal y mejor equipado.

Además, la asistencia oportuna y profesional está contribuyendo a reducir los índices de mortalidad de enfermedades cardiovasculares y del sistema respiratorio, así como la mortalidad materno-infantil.

Dirección de Comunicación
12 de noviembre del 2019.